Los compromisos que hemos adquirido como organización se sostienen en tres pilares:

  • Ambiental
  • Económico
  • Social

Esos tres ejes de acción dirigen nuestra tendencia empresarial hacia los siguientes compromisos:

  • El Biocomercio: Nuestro compromiso con la Calidad, la Sostenibilidad y el Desarrollo.
  • El Reconocimiento del Comercio Justo: Nuestro compromiso con el valor real de la cadena de productos.
  • La Difusión de la Biodiversidad Peruana: Nuestro compromiso con la naturaleza.
  • La Contribución Social: Nuestro compromiso con el ser humano.

El espacio y tiempo que dedicamos a nuestra labor empresarial está entrelazada con la configuración de los ejes ecológico, económico y social. Esa integración posibilita continuar con el desarrollo sostenible de las comunidades.

Como el pasado siempre es la experiencia sobre la que se basan las decisiones del presente y del futuro, hay que recordar que el crecimiento económico mundial de los últimos años se ha logrado a un costo enorme para el medio ambiente y los ecosistemas. Es por esto, que el paradigma del desarrollo sostenible se hace cada vez más importante; representa la alternativa de crecimiento mundial que garantiza las posibilidades de un mejor futuro.

El paradigma económico sobre el que se asienta el biocomercio es el desarrollo sostenible. Esto implica un desarrollo que satisface las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades.

El Biocomercio en Perú es la actividad que promueve el comercio a través del uso sostenible de los recursos nativos de la biodiversidad. Lo que implica cumplir con:

  • Una economía local
  • Alianzas estratégicas
  • Generar valor agregado de los productos
  • Criterios de equidad social y rentabilidad económica